Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos
Un buen amigo es un tesoro que se cuida y aprecia porque no siempre es fácil de encontrar. En la Biblia hay muchos casos de amigos que permanecieron juntos y se apoyaron incluso en las situaciones más difíciles. Probablemente la amistad más famosa sea la de David y Jonatán; y es que ellos demostraron que los verdaderos amigos están unidos hasta el final.

A continuación veremos qué dice la Biblia sobre la amistad, para entender cómo se comportan los verdaderos amigos y cómo podemos distinguir si la amistad de alguien realmente vale la pena.

¿Qué dice la Biblia sobre la amistad?

Los amigos tienen influencia, para bien o mal

No te hagas amigo de la gente irritable, ni te juntes con los que pierden los estribos con facilidad, porque aprenderás a ser como ellos y pondrás en peligro tu alma.

Proverbios 22:24-25 (NTV)

El buen amigo da buenos consejos; el malvado se pierde en su maldad.

Proverbios 12:26 (TLA)

Si hay algo que la Biblia deja en claro desde el comienzo es que la amistad tiene poder. En las historias bíblicas vemos que hubo personas que llegaron lejos y tuvieron grandes roles en la historia; y es porque se rodearon de buenos amigos.

Como contraste, otros personajes cayeron en desgracia y hasta perdieron sus vidas por hacer caso a un mal consejo o dejarse llevar por la influencia negativa de un amigo.

A diferencia de la familia, los amigos son personas que no tienen vínculos sanguíneos; pero aún así están dispuestos a dar de sí mismos para estar en los buenos y malos momentos. Es por esta razón que la influencia que tiene un amigo es poderosa; y por lo cual debemos ser cuidadosos con la clase de personas que tenemos por amigos.

Un verdadero amigo es honesto

Quien de veras te ama te reprenderá abiertamente. Más te quiere tu amigo cuando te hiere que tu enemigo cuando te besa.

Proverbios 27:5-6 (TLA)

Puede ser casi imposible de no vivir rodeados de gente hipócrita; pero la Biblia nos dice que los verdaderos amigos tienen buenas intenciones y, por consecuencia, son honestos.

Un amigo leal no querría ver a la otra persona fallar, quedar en ridículo o dejar que vaya por un mal camino. Y es este deseo por hacer el bien el que le lleva a decir la verdad, incluso cuando esta sea dolorosa.

Aquellas personas que mienten por complacer lo hacen porque su amistad no es auténtica.

Los amigos aman sin condición

Nadie tiene más amor que el que da la vida por sus amigos.

Juan 15:13 (NBV)

Jesús es el amigo por excelencia porque Él dio su vida por sus amigos y todos nosotros.

Al ver este ejemplo entendemos que la amistad está ligada al amor: no se puede ser amigo de alguien a quien no se ama; y ese amor implica buscar su bienestar sin esperar nada a cambio.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

1
1
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta