Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

La fragmentación de la Biblia. ¿Quién podría ocuparse en este tiempo de semejante asunto? ¿Y encima referirse a ella como una tragedia invisible? Yo me ocupo del tema. He explorado por décadas, a través de la lectura sistemática, completa y comprensiva de la Biblia , los efectos que tiene la fragmentación.

Definamos primero. Fragmentar es dividir en segmentos pequeños un todo de cualquier naturaleza. Esto ocurre por diferentes razones: multiplicar, simplificar o disminuir la efectividad del todo. El todo se diluye.

¿Qué es esto de fragmentar la Biblia?

Veamos cómo es esto de la fragmentación de la Biblia. En mi experiencia de medio siglo trabajando en el ámbito evangélico he arribado a una perturbadora conclusión. Un altísimo porcentaje de creyentes nunca ha leído la Biblia completa, de principio a fin, ni una sola vez en la vida.

La gente ofrece las más diversas explicaciones. No hay espacio aquí para detallarlas todas, pero algunas son simplemente impresentables. Este ejemplar ilustra lo que digo: “Es que empiezo a leer y me da sueño.”

Sin embargo, este es el tema: la gente lee devocionales, salmos inspiradores y libros cristianos. Escucha o mira predicaciones, asiste a estudios bíblicos temáticos, participa en talleres y seminarios sobre “perspectivas” bíblicas de lo que a usted se le ocurra.

Es decir, es intensamente expuesta a versículos y pasajes de los cuales se hacen derivar aplicaciones de la más diversa índole. Así, todo el mundo va adquiriendo la sensación térmica de que conoce la Biblia.

La tragedia invisible

¿Por qué decimos que es una tragedia y que es invisible la fragmentación de la Biblia? Es una tragedia porque la Biblia es un todo. Y dividirla en trocitos digeribles, al alcance de la pereza intelectual de nuestro tiempo, es simplemente lesionar gravemente su unidad.

Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es.

Deuteronomio 6:4 RVR1960 (El resaltado es mío)

Y Su Palabra es una. Una unidad. Un universo que, integrado en la mirada del explorador atento y apasionado, se despliega en su maravillosa intensidad. Hacer menos que eso tiene permanentes consecuencias.

Es invisible, porque a nadie se le ocurre que esto sea un problema. La interpretación y la aplicación del texto quedan confinadas a una élite que gobierna y controla el sistema. No queda posibilidad alguna de confrontar el contenido de la enseñanza y cotejarlo con el todo.

Es invisible, porque la mayoría supone que conoce la Palabra y que eso basta para vivir y para compartirla. La fragmentación de la Biblia no se ve. Y sin embargo, sus efectos reales son de notables proporciones.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

3
0
0
0
1
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta