Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Muchas personas al leer la Biblia de inmediato dicen que hay diferencias entre los evangelios. Más aun si no son creyentes, tratan de dar a entender que hay confusión y que el mensaje no es claro. Pero hay explicación para que haya diferencias. Y es más simple de lo que podemos imaginar.

Cada apóstol escribió Su evangelio por inspiración del Espíritu Santo. Pero sabemos que cada uno tenía su propia personalidad, su propio estilo y sus propias experiencias. Todas esas diferencias entre uno y otro se reflejaron en la forma que narraron la misma historia. 

Cuando contamos una historia, cada uno la puede contar de diferentes formas, ya que para algunos, hay cosas que sienten que son más importantes. Cuando las personas dan testimonios de un hecho ocurrido, siempre hay diferencias entre uno y otro. Es el mismo hecho, pero cada uno lo recuerda a su manera o lo cuenta con su estilo. 

Tienen diferentes autores

Esas diferencias no deben significar que no hay veracidad en el relato. Simplemente que cada uno recuerda diferentes cosas o por su manera de ser, le da más importancia a algunas. Una información incompleta o con más detalles no las hace falsas. 

Mateo

Sabemos que Mateo hace énfasis en puntos que eran de vital importancia para los judíos. De esa forma les hace a ellos más fácil entender el mensaje. Por supuesto que hay razones para encontrar diferencias en los evangelios.

Lucas

Por otra parte, Lucas es más detallista en todos sus relatos. Él hace énfasis en el hecho de que Jesús vino para todos y aceptaba a todos por igual. También hace hincapié en el Espíritu Santo y Su importancia en cada hecho y lugar en el cual se manifestaba. 

Juan

Juan presenta a Jesús como la encarnación de Dios hecho hombre. No se refiere a Su infancia. Pero sí nos deja ver más claramente que Jesús es Dios. También ocurre que Juan enmarca el ministerio público de Jesús en la sucesión de las festividades judías. Esa es una diferencia que le da un carácter más místico a su evangelio. 

Marcos

Al igual que Juan, no hace referencia a la infancia de Jesús. Marcos tiene el relato más corto. Fue más al grano, al punto, se enfocó en que Jesús es el Mesías, el hijo de Dios. Hace referencia a que Juan el Bautista anunció que Jesús era el hijo muy querido de Dios. Destaca Su lucha en el desierto contra el espíritu del mal, en la que sale victorioso.

Fueron escritos en diferentes lugares y estaban dirigidos a diferentes públicos

El de Mateo fue escrito en Antioquia de Siria. Era para la gente que había quedado después de la destrucción de Jerusalén, que eran una comunidad cristiana judía.

Lucas nos deja ver que su libro fue dirigido a Teófilo, posiblemente en Roma o Cesárea. Lo escribió cuando se estaba haciendo más intensa la persecución de judíos y cristianos.

El evangelio de Juan fue escrito en Efesio para los gentiles, judíos y samaritanos. Y lo hizo en el tiempo en el que los líderes judíos prohibían que los cristianos estuvieran en las sinagogas.

El libro de Marcos lo escribió en Roma para una comunidad cristiana. Un grupo que sufría persecución porque los soldados romanos ya habían vencido a los judíos que se rebelaban.

Hay diferencias, pero también similitudes

Lo cierto es que todos los evangelios narran la misma historia. La diferencia es que cada uno los dirigía a una porción diferente de personas y en entornos históricos distintos. Lo cierto es que no debemos ponernos a buscar las fallas, o supuestos errores. Simplemente estar claros en que la misma historia, contada por diferentes personas, siempre sonará distinta. 

Es importante entender que escribieron inspirados por el Espíritu Santo. Y cada uno transmitió sus testimonios personales, mas cada uno con su propio estilo, experiencia, contexto cultural, y el público al cual se querían dirigir. Unos escribieron sobre lo que recordaban, probablemente Mateo y Juan y otros sobre lo que les contaron testigos presenciales. En este caso, Lucas y Marcos. Y no cabe duda de que es la misma historia.

Dejemos de inspeccionar la Biblia y buscar la lógica sin tener en cuenta el tiempo en el que existió Jesús. Recordemos la falta de elementos para grabar hechos y la cultura tan diferente de la nuestra. Estudiar las Escrituras es magnífico, pero las intenciones deben ser para bien. Busquemos entender mejor para ayudar a expandir más el conocimiento de la Biblia y dar a conocer las razones por las que creemos en Dios.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

3
4
0
1
0
0
Already reacted for this post.