Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Hoy te ofrecemos los pasos para compartir tu fe efectivamente.

Cuando probamos una buena receta, la compartimos. Cuando escuchamos una buena noticia, la comentamos. De esa misma manera debemos sentir el deseo de compartir lo más grande y maravilloso que ha ocurrido en nuestra vida al conocer a Jesús y sentirnos transformados por Él.

Una de las mejores maneras de compartir tu fe efectivamente es contando tu historia. Es esencial compartir con otros cómo ha cambiado tu vida desde que conociste la verdad y la esperanza de vida eterna. El cambio que se produjo en tu vida es la mejor prueba de lo que Jesús puede hacer. 

No tienes que dar un largo discurso. La verdad es que lo puedes escribir, tratar de que no dure más de dos minutos, y lo puedes ensayar, practicar con tus amigos, familiares o tu pareja. Es importante ir al grano y destacar lo mejor que sientes que ha ocurrido en ti.

Habla de tu vida antes de Cristo

Por ejemplo, puedes hablar de lo insatisfecho que te sentías a pesar de haber logrado cosas. O de lo solo que te sentías aunque solías estar siempre acompañado. Del vacío que sentimos que nada puede llenar hasta conocer a Jesús. Es importante ser sinceros al compartir tu fe.

Cuéntales cómo llegaste a tomar la decisión

Diles que al darte cuenta que el pecado te alejaba de Dios y era lo que te hacía sentir vacío e insatisfecho, decidiste recibir a Jesús como tu Señor y Salvador. Puedes explicarles que lo mejor de todo fue sentir que no tienes que avergonzarte confesando a una persona tus errores. Solo con Él. Y lo sencillo que es hacerlo. Y no olvides lo importante que es para todos compartir la fe.

Explica lo que dice la Biblia para ser salvos

Puedes escoger porciones de Escritura para que entiendan qué deben hacer para ser salvos. Incorporar las Escrituras es una buena forma de afianzar lo que les dices al compartir tu fe. Romanos 10:9 nos dice: «…que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo».

Luego, guíales para que hagan la oración de salvación: arrepintiéndose primero y luego pidiendo que Jesús sea su Señor.

Hazles entender la diferencia entre la vida y la eternidad

Esta vida que vivimos tiene un final. Todos vamos a morir, por eso el cuerpo se va haciendo viejo. Luego, nuestro espíritu —que es la vida que Dios nos otorgó— se va de este mundo. Y la decisión de dónde el espíritu va a pasar la eternidad, la debemos hacer ahora para asegurarnos de que vamos al cielo y a estar con Dios. Es un paso importante al compartir tu fe. Hazles entender la diferencia.

Habla de tu vida ahora en Cristo

Les puedes decir la diferencia que sientes, de la paz que te ha dado y la seguridad que tienes de saber a dónde vas a ir al morir. De la felicidad que te da el saber que tienes un Padre Celestial que fue el que creó todo y te ama. Diles que sientes Su protección y Su guía diaria, porque has establecido una relación con Él, y sobretodo.

Con esos pasos, estamos seguros de que podrás compartir tu fe de manera efectiva.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

0
3
1
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta