Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

Con tantos medios al alcance de la mano, hay muchos buscando notoriedad, pero ¿es malo? Evidentemente que en exceso sí lo es. Lo cierto es que la notoriedad se ha transformado en un fenómeno cada vez más común. La gente expone sus vidas en publicaciones diarias en las diversas redes.

En muchos casos sentimos que existe la vanidad: un poco de exhibir lo que se tiene, lo que se puede y en algunos casos, la búsqueda de aprobación. Cuántos likes me han dado, y así se autoafirman. Aunque buscar notoriedad a toda costa se ha hecho normal, puede ser preocupante

Y hay muchos grupos donde quieren que todos participen haciendo eso justamente. Decirles a todos: «Miren lo que estoy haciendo». Y no todos queremos participar de eso. Hay quienes prefieren hacer las cosas sin publicarlas, o sencillamente no es su estilo, no desean buscar notoriedad.

Pero hay casos a los que dieron un término. Es para un extremo de esta búsqueda de notoriedad: el complejo de Eróstrato. Es el término que dan a las personas que hacen del arte de la apariencia para buscar notoriedad, una forma de vida. Y son casos en los que no es real casi nada de lo que publican, sino algo elaborado para esconder la falta de seguridad en ellos mismos

Hay niveles normales notoriedad 

Todos publicamos algo de nuestros eventos para resaltar lo que hicimos en algunas ocasiones. Es distinto esto a las personas que viven metidas en las redes haciéndose selfies, publicando todo lo que hacen, lo que comen, los zapatos que usan, los lugares a donde van, ¡todo el tiempo! Algunos lo hacen pero no por buscar notoriedad con ello.

Y es que algunos lo hacen por ganar dinero. Porque si logran suficiente notoriedad y una cantidad específica requerida de seguidores en las redes, llegan a ganar un salario en YouTube, por ejemplo. Ahora, siempre hay niveles, como para todo, y lo importante es estar claros en lo que puede ser perjudicial al buscar notoriedad

En varias series de televisión, se han inspirado en el complejo de Eróstrato para hacer sus historias y han logrado éxito. Hay muchos que se identifican. Existen realmente personas que viven para las redes y son solo apariencias. Pero hay los que inspiraron a estos a buscar notoriedad

La mayoría de los que caen en ese complejo, lo que están es tratando de emular a las grandes estrellas que se han hecho famosas exponiendo sus vidas en realities. Esos shows en los cuales permiten a la audiencia participar hasta de sus momentos de discusiones en familia. Los seguidores adoran entrar en esas intimidades.

Llegan a ser tan famosos y admirados, que muchos quieren lograr eso mismo. O tal vez llegar a ser tan famosos como modelos, actores; esos a quienes llaman celebrities porque son reconocidos casi en el mundo entero. Llegan a hacerse adictos de buscar notoriedad. Es peligroso, porque llegan a vivir solo para aparentar y quieren ser el centro de atención

Toda apariencia es reflejo de carencias. Muchas veces son personas que han sido rechazadas y buscan aferrarse a una imagen inventada para recibir atención. Pero pueden llegar a los excesos y dejar de tener escrúpulos, sin respetar lo que es ético y moral

En conclusión, no es malo buscar notoriedad, siempre que no se obsesionen con esto, ni lleguen a hacer una apariencia de sus vidas para recibir aceptación y atención de otros. Para todo, hay que tener un balance. ¡La medida justa!


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

0
1
1
0
0
0
Already reacted for this post.

2 comments on “¿Es malo buscar notoriedad?

Deja una respuesta