Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 3 minutos

Es impresionante cómo a veces no nos damos cuenta de la cantidad de ruido a nuestro alrededor. Hemos escuchado de personas que cuando tienen que pernoctar en un lugar muy callado y tranquilo, no pueden dormir, porque no están acostumbrados a tanto silencio

Teniendo esto en cuenta queremos ofrecerte consejos para colaborar con la disminución de la contaminación acústica. Es un tipo de contaminación que a veces no notamos pero puede afectarnos de diversas maneras y afecta nuestra salud.

La contaminación acústica es el exceso de sonido o ruido que altera las condiciones ambientales en zonas determinadas. Puede afectarnos y por ello, la Organización Mundial de la Salud decidió que no se deben sobrepasar 65 decibelios durante el día y 55 durante la noche

Consecuencias de la contaminación auditiva

Problemas auditivos

Estar sometidos a un exceso de ruido, puede traer como consecuencia la pérdida progresiva de la audición u ocasionar tinnitus, esos pitidos constantes dentro del oído. Son consecuencias que podemos evitar al disminuir la contaminación acústica. Estas consecuencias pueden interferir incluso con la capacidad de hablar correctamente.

Afecta la inteligibilidad del habla

Aunque la manera de hablar correctamente tiene que ver con el nivel de la voz, la manera de pronunciar y la distancia a la que estamos de otros, el ruido en el ambiente puede enmascarar señales acústicas como el sonido de los teléfonos, el de los timbres de las puertas, alarmas en los celulares, que hacen la comunicación de palabra más difícil y tensa.

Puede causar problemas de sueño

Vivir bajo un entorno con contaminación acústica puede alterar nuestro sueño, ocasionarnos cansancio constante y déficit de atención. Y para tener un buen funcionamiento mental y físico necesitamos de sueño sin interrupciones. Si el entorno donde dormimos tiene ruidos capaces de despertarnos y alterar el descanso sufriremos de esas consecuencias.

Altera la capacidad de lectura

La exposición constante al ruido en la temprana infancia, reduce las capacidades motivaciones e interrumpe el aprendizaje de la lectura. Por ello, los centros de cuidados infantiles no deben estar localizados cerca de construcciones o lugares de altos niveles de sonidos, como aeropuertos, autopistas o locales industriales.

Nos altera psicológicamente

Nos puede producir irritabilidad, ansiedad, estrés y problemas de comunicación. Incluso puede provocar agresividad en algunas personas. Es absolutamente necesario que tratemos de disminuir la contaminación acústica.

Nos altera físicamente

Ocasiona un aumento de la frecuencia cardíaca y respiratoria. En ciertos casos incluso aumenta la presión arterial. Está comprobado que los trabajadores expuestos al ruido y las personas que viven cerca de industrias, aeropuertos y autopistas pueden llegar a tener en ellos efectos permanentes como la hipertensión y enfermedades del corazón.

El ruido también es una forma de contaminación y tiene consecuencias nocivas cuando la exposición a este es prolongada o constante. Por tanto, podemos colaborar para disminuir ese tipo de contaminación. Esperamos que estos consejos te ayuden, los tengas en cuenta y los compartas.

Cómo disminuir este tipo de contaminación

  • No usar vehículos de motor a menos que sea imprescindible.
  • Evitar actividades ruidosas fuera de horarios diurnos, como pasar aspiradora, encender el lavaplatos automático y colocar música a volumen muy fuerte mientras realizas actividades en tu casa. Así disminuyes la contaminación acústica.
  • Regula el volumen del televisor cuando lo estés usando
  • Al usar audífonos, se moderado con el volumen con que escuches la música, el video o el juego que estés disfrutando.
  • No permitas que realicen obras de construcción o reparaciones en tu casa en horarios de descanso de la mayoría.
  • No uses fuegos artificiales. El sonido de estos, puede ocasionar graves daños a tus oídos, aparte del peligro de quemaduras que representan.
  • Si vas a un polígono de tiros, debes usar los protectores de oídos.
  • Cuando invites a varias personas a tu casa a celebrar algo, ten consideración con los vecinos, mantengan el volumen de las voces moderado y regulen el volumen de la música; es una excelente manera de disminuir la contaminación acústica.

Necesitamos desarrollar criterios para no contribuir a contaminar con el ruido. Podemos escoger vivir el lugares menos ruidosos, e informar a otros sobre la contaminación acústica y sus consecuencias, para que logremos que tenga menos impacto en nuestros niños, en nuestros oídos y en nuestra salud.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

FUENTE
World Health Organization. (1999). Guidelines for Community Noise [PDF]. World Health Organization. Recuperado el 10 de enero de 2022, de https://www.who.int/docstore/peh/noise/Comnoise-1.pdf.

Reactions

2
1
1
0
0
0
Already reacted for this post.

Leave a Reply